No cuenten nunca nada a nadie. En el momento en que uno cuenta cualquier cosa, empieza a echar de menos a todo el mundo.



Enamorarse es crear una religión cuyo Dios es falible.
Jorge Luis Borges



Es mejor que vengas siempre a la misma hora. Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; tres horas ante empezaría a ser dichoso. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado e inquieto, descubriré así el valor de la felicidad. Pero si tú vienes a cualquier hora, nunca sabré cuándo preparar mi corazón.
Antoine de SaintExupery



Si llegamos hasta el final de nuestra historia, veremos que muchas veces el Bien está disfrazado de Mal, pero continúa siendo el Bien.
Paulo Coelho



En este mundo, si todo está perdonado de antemano, todo está cínicamente permitido.
Milan Kundera



No hay nada que se pueda hacer cuando algo nos falta, debemos llenar ese vacio... Aunque cuando es el amor lo que nos falta, no hay nada que lo llene de verdad.
Federico Moccia



El tiempo no nos hace más sabios, sólo más cobardes.
Carlos Ruiz Zafón



El dinero da seguridad, te defiende, te permite gozar a fondo de la vida sin preocuparte por el mañana. La única felicidad que se puede tocar.
Mario vargas Llosa



Mi táctica es quedarme en tu recuerdo...mi estrategia es, que un día cualquiera, no se como, ni se con que pretexto, por fin me necesites.
Mario Benedetti



Modificar el pasado no es modificar un solo hecho: es anular sus consecuencias, que tienden a ser infinitas.
Jorge Luis Borges



El amor es la única libertad que existe en el mundo, por que eleva tanto el espíritu que las leyes de la humanidad y los fenómenos naturales no alteran su curso.
Khalil Gibran



El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.
Miguel de Cervantes



La vida es demasiado importante como para tomarla en serio.
Oscar Wilde.



La muerte destroza al hombre: la idea de la muerte le salva.
Howards End de E. M. Forster.



Cuando amamos, siempre nos esforzamos por ser mejores de lo que somos. Cuando nos esforzamos por ser mejor de lo que somos, todo a nuestro alrededor se vuelve mejor.
El Alquimista de Paulo Coelho.



Es mejor mirar al cielo que vivir allí.
Desayuno con diamantes de Truman Capote.



Deja de preocuparte por envejecer y piensa en crecer.
El animal moribundo de Philip Roth.
Desayuno con diamantes de Truman Capote.



Querían hablar, pero no pudieron; había lagrimas en sus ojos. Ambos estaban pálidos y delgados; pero aquellos rostros pálidos estaban iluminados con el amanecer de un nuevo futuro.
Crimen y castigo de Fiódor Dostoyevski.



No tengo idea de qué me espera, o que ocurrirá cuando todo esto termine. Por el momento se esto: hay gente enferma y necesito curarlas.
La plaga de Albert Camus.



El hombre débil se vuelve fuerte cuando no tiene nada, porque solo entonces puede sentir la locura de la desesperación.
La compañía blanca de Arthur Conan Doyle.



Si buscas la perfección nunca estarás contento.
Anna Karenina de Leo Tolstoy.



Sea un hombre o sea más que un hombre. Sea firme con su propósito y firme como una piedra.
Frankestein de Mary Shelley.



Mientras el corazón late, mientras el cuerpo y alma siguen juntos, no puedo admitir que cualquier criatura dotada de voluntad tenga necesidad de perder la esperanza en la vida.
Viaje al centro de la tierra de Julio Verne.



Es en las noches de diciembre, cuando el termómetro esta a cero, cuando más pensamos en el sol.
Los miserables de Victor Hugo.



No puedo morir aún doctor. Todavía no. Tengo cosas que hacer. Después de todo, tendré una vida entera en la que morir.
El Juego del Ángel de Carlos Ruiz Zafón.



Llamo a la gente “rica” cuando son capaces de satisfacer las necesidades de su imaginación.
El retrato de una dama de Henry James.



El misterio de la vida no es un problema a resolver, sino una realidad a experimentar.
Duna de Frank Herbert.



Cada libro, cada volumen que ves aquí, tiene un alma. El alma de la persona que lo escribió y de aquellos que lo leyeron, vivieron y soñaron con él. Cada vez que un libro cambia de manos, cada vez que alguien baja sus ojos a las páginas, su espíritu crece y se fortalece.
La Sombra del Viento de Carlos Ruiz Zafón.



Crees que sabes todas tus posibilidades. Entonces, otras personas llegan a tu vida y de repente hay muchas más.
El reino de la posibilidad de David Levithan.



El sol es débil cuando se eleva primero, y cobra fuerza y coraje a medida que avanza el día.
Vieja tienda de curiosidades de Charles Dickens.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------